He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  
-->
Fabricante:
Precio: Desde  a  Hasta
Texto:
 

Síguenos en Facebook

4x4 TV - La televisión del 4x4 -
Video prueba: Ford Ranger
En Cortas: Jeep Academy
Espectacular vídeo de Monster
Noticias Destacadas
Probamos el HDC de Land Rover
 
Todas las novedades en TT, 4x4 y SUV
 
Fotografías enviadas por nuestros lectores
 
Todos los tipos, modelos y precios que existen en el mercado
 

Tierra de sol, buen vino y Dakar

La llegada de la prueba revolucionó Mendoza. Más de 100.000 persona se acercaron al costado de la ruta para recibir a la caravana. Por tal motivo, el tramo de velocidad se acortó seis kilómetros.

Era como que se te venía una marea humana. La gente esperaba debajo de los árboles y cuando te veían venir, salían corriendo para llegar a la ruta a saludar. Desde el final de la etapa hasta terminar el enlace creo que no quedó un metro libre; lo de la gente fue impresionante”. Las palabras de Marcos Patronelli sirven para describir lo que se vivió con la llegada del Dakar a Mendoza, una provincia que una vez más demostró su catálogo de pasión, con una fiebre por esta prueba que no encontró cura ni pudo disminuirse en el caluroso mediodía cuyano.

Quienes tuvimos la suerte de pasar poco tiempo antes de que todo se descontrole, ya imaginábamos que la situación sería difícil de controlar. Ni los 34 grados de temperatura (con un sol que parecía penetrar la piel), ni mucho menos los esfuerzos policiales pudieron contra el público que se adueñó de la carrera. De hecho, los organizadores debieron acortar la etapa un par de kilómetros porque la llegada del tramo estaban completamente invadido y presentaba demasiados riegos para pilotos y espectadores.

Esta vez, la capital tuvo que conformarse con ver el paso de los vehículos por el Gran Mendoza, por donde se trasladaron a través de la ruta 143 con San Rafael como destino de la jornada. Aquellas personas que llegaron temprano consiguieron asegurarse los pocos espacios de sombra que tiene el tramo.

Familias completas que fueron con sillas, mesas, sombrillas, neveras, la comida del mediodía y hasta la hamaca, como si se tratara de unas mini vacaciones. Cualquier coche identificado con un calco del Dakar era el objetivo, ya sea solamente para saludar, pedir un autógrafo o un obsequio. El resto de los coches que casualmente transitaban por la zona no tenían otra opción que seguir el camino marcado por la gente.

Una senda que desaparecía (todos se plantaban delante buscando quedarse con la mejor foto de recuerdo) ante la llegada de los corredores, quienes debían guiarse por su GPS para no perder el rumbo, cuando en sus parabrisas abundaban las manos y las camaritas de fotos.

No faltaron la imprudencia y los riesgos. Ni hablar cuando quien pasaba era un representante local, como Orly Terranova o Sebastián Halpern. La llegada al campamento de San Rafael repitió todas esas postales, algo que también se vivió en la edición anterior. Está demostrado que como el sol y el vino, el Dakar también pega fuerte en Mendoza.

Antes de caer la tarde, la Secretaría de Turismo de la provincia y la organización del Dakar, emitieron un comunicado en el que anunciaron que -debido a la falta de respeto del público a las normas de seguridad- la competencia corre el riesgo de ser suspendida.

El comité provincial Dakar 2010 le solicita a los espectadores que respeten las zonas de seguridad preestablecidas, denominadas también zona de espectadores, y que no invadan terreno de la carrera, ya que eso atentan contra la seguridad física de los mismos. El día de hoy los espectadores no respetaron las normas que la organización del Dakar especifica, y es por ellos que se acortó muchos kilómetros de carrera”, explicaron en un comunicado.

Por lo antes mencionado les solicitamos acatar y respetar las normas de seguridad, y obedecer a las fuerzas públicas, para evitar problemas, y que la carrera continúe con su rumbo natural. El comité provincial Dakar 2010, en conjunto con los organizadores de Rally Dakar Argentina-Chile 2010 acordaron que si mañana, viernes 15, los espectadores continúan desobedeciendo las normas de seguridad, la carrera se suspenderá”, concluyó.