He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  
-->
Fabricante:
Precio: Desde  a  Hasta
Texto:
 

Síguenos en Facebook

4x4 TV - La televisión del 4x4 -
Video prueba: Ford Ranger
En Cortas: Jeep Academy
Espectacular vídeo de Monster
Noticias Destacadas
Probamos el HDC de Land Rover
 
Todas las novedades en TT, 4x4 y SUV
 
Fotografías enviadas por nuestros lectores
 
Todos los tipos, modelos y precios que existen en el mercado
 

Ladrones en el Dakar

Una pareja de peruanos han tenido en vilo a los periodistas que cubren el Dakar 2010. Han robado cámaras fotográficas, de TV, notebooks y móviles. El botín rondaría los 40.000 dólares. Los detuvieron ayer en San Rafael.

Como si seguir el ritmo que impone el Dakar no fuera suficiente, los periodistas que realizamos la cobertura de esta edición 2010 tuvimos una preocupación extra: la gran cantidad de robos que hubo en plena carpa de prensa.

Durante el Dakar Village de La Rural, los hurtos a periodistas comenzaron a ser noticia.
Al colega cordobés Mariano Iannaccone le sustrajeron su notebook y movil del Energy Station de Red Bull. Mientras que en la sala de prensa del Predio Ferial, a un fotógrafo brasileño le quitaron una cámara y varios objetivos.

En Colón, donde comenzó la primera especial, a Rodrigo Vergara también le quitaron todo su equipo fotográfico. Mientras que cuando la caravana llegó a Córdoba, la que se lamentó por haber dejado sus cosas en el lugar de trabajo, era  la italiana Judith Tomasselli: le despojaron la mitad de su equipo fotográfico.

Pese a los esfuerzos del departamento de seguridad del Dakar -que incluso había instalado una cámara para captar todos los movimientos en la sala de prensa-, los robos continuaron. En La Rioja, por ejemplo, a una periodista rusa le sustrajeron la cámara de TV.

Debido a esta seguidilla de hurtos, a partir de Fiambalá se restringió el acceso a la carpa. Sólo podían pasar los periodistas con credenciales permanentes y miembros de la organización. Pero esto no detuvo a los maleantes.

Cuando la caravana llegó a Antofagasta para el día de descanso, los ladrones se hicieron un festival. A Tomasselli le robaron el resto de su equipo. Y la misma suerte corrieron el jefe de prensa de Aprilia y un periodista japonés.

Durante el resto de la estancia en Chile, no hubo que lamentar más desfalcos. Parecía que los ladrones estaban satisfechos con lo que ya tenían, pero no. En San Juan, la fotógrafa Natasha Pisarenko, de AP, se quedó sin sus elementos de trabajo

Sin embargo, ese incidente ayudó a encontrar a los ladrones. La cámara de seguridad captó a un hombre en el preciso momento en que se llevaba la mochila con las cámaras y los objetivos. Eso también sirvió para identificar a otra persona, una mujer, que hacía de cómplice.

Para esta pareja de nacionalidad peruana, que fueron identificados como Alberto Escobar Vega (35) y Lidia Luz López (42) finalizaba este particular Dakar. El departamento de seguridad de ASO los encontró ayer por la tarde en el campamento y los hizo arrestar por la policía local.

Accedían a la sala de prensa gracias a dos credenciales de organización falsificadas y venían siguiendo la carrera en un coche alquilado (el cual tenía un permiso de estacionar que había sido robado a otro vehículo).

A medida que iban robando las cosas, las mandaban a Buenos Aires (la policía está detrás de esa pista). Los malhechores tenían una lista con todo su botín. Incluía cinco cámaras fotográficas, diez objetivos, un notebook, dos cámaras de TV y media docena de móviles. Se estima que el valor de lo sustraído rondaría los 40.000 dólares.

Es una historia increíble, de esas que sólo el Dakar puede dar…