He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  
-->
Fabricante:
Precio: Desde  a  Hasta
Texto:
 

Síguenos en Facebook

4x4 TV - La televisión del 4x4 -
Video prueba: Ford Ranger
En Cortas: Jeep Academy
Espectacular vídeo de Monster
Noticias Destacadas
Probamos el HDC de Land Rover
 
Todas las novedades en TT, 4x4 y SUV
 
Fotografías enviadas por nuestros lectores
 
Todos los tipos, modelos y precios que existen en el mercado
 

Ídolos de multitudes

Marcos y Alejandro Patronelli, que logaron un histórico 1-2 en la clase quads del Dakar 2010, hicieron delirar al público de La Rural durante la ceremonia de premiación.

Qué tipo antipático este Marcos Patronelli. No quiso sacarse una foto conmigo. El hermano salió segundo y no tuvo problemas”. La señora se sintió tocada en el alma ante la indiferencia del pibe de Las Flores. Estaba realmente indignada. “Pero señora, ayer terminó de correr durante 9.000 kilómetros y hace dos horas que está firmando autógrafos”, le expliqué. “Y bueno. Ese el precio de la fama. Que se acostumbre”, responde.

Es verdad. Ese es el precio de la fama. Y los Patronelli ya lo están pagando. Desde que bajaron del podio de La Rural, donde se les entregó el premio por el 1-2 que hicieron en la clase quad del Dakar, no pararon de hacer notas, de firmar autógrafos y de sacarse fotos. Ya sea con los fanáticos, los amigos o los políticos de turno…

La verdad que movilizamos al país. Esto es increíble”, se le escucha decir a Alejandro durante un breve paréntesis a su nuevo papel de “Celebrity”. No le queda para nada mal. Después de bajar del podio, le pidió a la gente que gritara y fue el primero de los dos hermanos que empezó a hacer piruetas en su quad. Hasta tira piropos cuando le piden algún autógrafo. “Te lo doy a cambio de tus ojos”, le dice a una adolescente, que no puede creer que tendrá un recuerdo del nuevo ídolo.


Claro que es Marcos el que se lleva la mayor atención. Como sucedió el año pasado cuando salió segundo, fue el más vitoreado de todos los pilotos que desfilaron por La Rural. “Esto me pone feliz. Me gusta que la gente esté contenta”, le dice a CORSA/el4x4.com. Igual se le nota la cara de cansancio. La sonrisa que lo acompañó durante buena parte del día ya no está. Y hasta el pulgar que suele levantar tímidamente para cada foto, hace tiempo se fue a descansar.

Ya el viernes en Santa Rosa había presagiado lo que iba a venir: “Esto va a ser tremendo. Si el año pasado me tuvieron loco, no me quiero imaginar ahora. Voy a tratar de liquidar todos los compromisos lo antes posibles para tomarme unos días”.

La señora sigue despotricando porque no pudo sacarse la bendita foto con Marcos Patronelli. “Allá está señora. ¿Por qué no prueba de vuelta”, le digo. Cámara en mano va hacia el centro de salón VIP de La Rural. Veo que le pide a Marcos sacarse la foto. Él acepta. Y ella después se aleja con una sonrisa.

Ahí recuerdo una frase que me tiró Marcos en aquel mediodía pampeano: “La fama no se te tiene que subir a la cabeza. Lo importante es mantener la humildad y ser el mismo de siempre”. Y parece que sigue esa máxima al pie de la letra.