He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

El Dakar Sudamericano ya tiene tres muertes

En 2009 se cobró la vida del motociclista Pascal Terry. En 2010 la de una espectadora cordobesa. Este año la de un conductor de un vehículo particular.

. corsaonline.com.ar
Buena parte de la fama que tiene el Dakar está en la gran cantidad de muertes que acumula en más de tres décadas de historia. Lamentablemente, la llegada de la prueba a Sudamérica no impidió que la cantidad de víctimas fatales siga en aumento.

En 2009 perdió la vida el motociclista francés Pascal Terry por un edema pulmonar. En 2010, Natalia Sonia Gallardo, una mujer de 28 años que fue embestida durante el transcurso de la primera etapa. Ahora se suma Marcelo Reales, el conductor de un Rastrojero embestido por el piloto argentino Eduardo Amor.

Esta página negra se inició en 1979, cuando nació la carrera que luego se convirtió en un clásico. La víctima fue Patrick Dodin, que corría en la clase motos. Desde entonces fallecieron una veintena de participantes. En su mayoría fueron motociclistas, que están más expuestos a lesiones graves ante cualquier caída (como lo demostró la gran cantidad de bajas de esta edición 2011).

Pero no siempre la fatalidad se debió a accidentes de carrera. El terrorismo también fue responsable de incrementar esta lista. En 1991 el piloto Charles Cabanne murió de un disparo. Mientras que en 1996, Laurent Gueguen falleció tras pisar con su camión una mina explosiva.

La muerte no solo se llevó a aventureros, también lo hizo con profesionales. Tal es el caso del italiano Fabrizio Meoni, ganador del Dakar en 2001 y 2002, quien perdió la vida en un accidente en 2005.

La peor racha se registró en 2007 con los fallecimientos de los motociclistas Elmer Symonds, que se cayó; Eric Aubijoux, que sufrió un paro cardiaco; y Eric Satler, que chocó contra un cactus.

Además, se deben sumar varios niños y mujeres que fueron atropellados por competidores. Sobre todo en la zona de Mauritania. Sólo una vez se publicó el nombre de una de estas víctimas. El triste honor lo tuvo Boubakar Diallo, un niño guineano de 10 años, que murió en 2006 luego de ser embestido por un participante entre Lobé y Tambacounda.

El año pasado Natalia Sonia Gallardo fue embestida por el alemán Mirco Schultis en el kilómetro 75 primer tramo de velocidad de la competencia. Según la organización, Schultis “embistió a un grupo de personas que esta ubicado fuera de la zona de espectadores”.

Gallardo, que fue trasladada en helicóptero a Córdoba y en el transcurso del viaje hizo dos paros cardiorrespiratorios. Fue reanimada, pero al llegar al Hospital de Urgencias de Córdoba, volvió a sufrir un paro y no pudo resistir.

Reyes, en tanto, perdió la vida hoy a la madrugada después de ser embestido por Amor, quien se dirigía rumbo al vivac de Chilecito tras concluir la décima etapa. El fatal accidente ocurrió sobre la Ruta Nacional Nº 60, a 10 kilómetros de la ciudad de Tinogasta.

Irónicamente, otro de los que ayudó para que el Dakar tuviese fama de peligroso fue su creador, Thierry Sabine, quien murió durante la edición de 1986 en un accidente con un helicóptero.
Secciones:Diego F. Durruty (Argentina), Otras noticias Dakar
Todas las noticias:Portada