He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

Sabaté y Cañís, vigésimo cuartos en su primer Dakar

El equipo Quad a Fons de camiones completó un debut extraordinario y superó los problemas mecánicos de última hora.

Primera carrera en camiones, debut en el Dakar y vigésimo cuarto puesto en la general. Pep Sabaté y Josep Ramon Cañís han superado sus expectativas al terminar el rally y hacerlo “en una clasificación tan buena”, exclama el piloto. “Si me lo hubieran dicho antes de empezar no me lo hubiera creído. Estoy muy feliz”.

Nada más bajar del camión Cañís, que también debutaba como copiloto, arrancó a llorar. “Cuando llegas al final y ves que se ha terminado explotan tus emociones. Es una recompensa a todo el trabajo hecho y te sientes realizado. Pep y yo no teníamos experiencia y no sabíamos muy bien cómo seríamos capaces de sacar adelante la carrera, pero lo hemos hecho y muy bien”, opina.
 

Estos catalanes, procedentes de Guardiola de Font-rubí y La Bisbal del Penedés, respectivamente, se inscribieron en la categoría de prototipos con un camión Mercedes preparado y modificado artesanalmente por ellos mismos en el taller de Quad a Fons. “Teníamos la intuición de que habíamos hecho las cosas bien, pero hasta que no estás en carrera no sabes si funcionará o habrá problemas de juventud en el vehículo. Una vez pasado el rally, nos llena de orgullo lo bien que ha ido todo. La verdad es que no podemos pedir más, sobre todo teniendo en cuenta que en esta edición había un nivel altísimo de camiones”, comenta Sabaté.

También la arena fue una sorpresa para ellos: “no habíamos rodado nunca por las dunas y cuando nos tuvimos que enfrentar a esas paredes enormes con el camión, se nos encogió el corazón. Cada vez que tenía que afrontar una de esas dunas me ponía muy tenso, pero milagrosamente lo hicimos muy bien”.
 

Sabaté y Cañís comenzaron el rally bastante retrasados por un pinchazo y alguna que otra enganchada en el fesh-fesh, pero fueron escalando posiciones hasta llegar a la vigésimo cuarta posición con la que han terminado la prueba. Aún así, la ruptura de la cardán delantera en la penúltima especial les hizo temer por su continuidad. “Con únicamente la tracción trasera nos quedamos atrapados varias veces en el barro y no sabíamos si finalmente se acabaría de romper del todo la transmisión”. Afortunadamente, la última especial del rally fue sencilla y la mecánica aguantó hasta el final.