He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

El nuevo I-See de Volvo Trucks reduce los costes del combustible.

Hasta un 5% de ahorro.

En el sector de los camiones se están buscando continuamente nuevas soluciones para reducir el consumo de combustible. Una solución es aprovechar la energía cinética del vehículo. Basándose en esto, Volvo Trucks ha desarrollado el sistema I-See, que funciona como un piloto automático, realizando el cambio de marchas y utilizando las pendientes para ahorrar combustible.

La energía cinética es el trabajo mecánico necesario para reducir a cero la velocidad de un objeto, de forma que, cuando se reduce la velocidad de un objeto en movimiento, su energía cinética se tiene que transformar en alguna otra forma de energía. Cuando un vehículo frena, su energía cinética se convierte en calor. Muchos fabricantes del mundo del automóvil están estudiando soluciones para aprovechar la energía cinética en vez de liberarla como un excedente de calor.

“Si se aprovecha más la energía cinética, se puede reducir el consumo de combustible, lo que beneficiará tanto al medio ambiente como a la economía de este sector. Esto es muy importante es estos momentos en los que los costes de combustible son cada vez más una pesada carga para muchas empresas de transporte”, afirma Anders Eriksson, desarrollador de producto de Volvo Trucks.

Volvo Trucks ha conseguido, con la solución del sistema I-See, aprovechar la energía cinética del propio camión para “empujar” al vehículo cuando sube las pendientes. En los descensos se utiliza la misma energía para acelerar.
 
       

Con la energía cinética se puede ahorrar un 5 % de combustible
El sistema I-See está ligado al sensor de inclinación de la caja de cambios y obtiene de forma digital información sobre la topografía. El hecho de que el sistema no dependa de los mapas lo hace más fiable, porque siempre obtiene la información más actual. El sistema I-See puede registrar unas 4.000 pendientes en una distancia de 5.000 kilómetros.

“I-See es un piloto automático que va ligado al programador de velocidad del camión, se hace cargo del cambio de marchas, del acelerador y del frenado en las pendientes, para garantizar que todo funciona de la forma que más contribuya al bajo consumo. I-See activa el punto muerto lo máximo posible, de forma que en determinados tramos de carretera no se utiliza nada de combustible en absoluto”, explica Hayder Wokil, jefe de producto de Volvo Trucks.

"De esta forma se puede reducir el consumo de combustible hasta en un 5 %. Esta cifra se basa en los resultados de simulaciones y pruebas en las carreteras públicas. I-See requiere el uso del programador de velocidad, y sabemos que el conductor medio utiliza este programador aproximadamente la mitad del tiempo. Para un camión con un funcionamiento normal, que recorra 140.000 kilómetros al año, el ahorro será de 1.000 litros de combustible al año. Esto constituye una gran diferencia para la rentabilidad de las empresas de transporte”, afirma Hayder Wokil.

El máximo efecto en pequeñas pendientes
I-See lleva a cabo seis operaciones distintas para aprovechar la energía cinética al máximo. Por ejemplo, I-See acelera en las subidas, mantiene una marcha alta todo lo posible y mete punto muerto en los descensos para aprovechar el peso del camión como motor de propulsión.
“I-See funciona mejor en terrenos ondulados. En pendientes moderadamente largas y pronunciadas, I-See garantiza que se pueda recorrer en punto muerto distancias largas sin utilizar el motor”, explica Anders Eriksson, que fue responsable del desarrollo
de I-See.

“Su capacidad para ir en punto muerto es lo que hace que el sistema sea tan especial”, añade. Cuando el camión circula en punto muerto, prácticamente no se utiliza combustible. Pero para circular en punto muerto, son necesarios muchos datos. "Exige una precisión increíble. Por ejemplo, es necesario saber si la velocidad se reducirá o aumentará en el siguiente tramo de carretera. Una pendiente con un gradiente bajo puede ser el factor decisivo”, declara Anders Eriksson.

Otros factores que constituyen una diferencia son la resistencia aerodinámica y el peso del camión. Dicho todo esto, el sistema tiene que seguir y procesar mucha información.

“I-See imita el estilo de conducción de los buenos conductores. Utilizan la energía cinética del vehículo, aceleran en el momento oportuno y evitan cambios de marcha innecesarios”, afirma Hayder Wokil, quien sigue diciendo,“pero a diferencia de un conductor, I-See no se cansa nunca, es como un piloto automático”.

Esto permite que el conductor se centre más en el tráfico circundante y en otros aspectos del viaje. Aún más, recorrer la carretera es más relajado.

“Y un conductor atento es un mejor conductor. De eso no tenemos ninguna duda”, afirma Hayder Wokil.

Anders Eriksson también señala que no solo se ahorra combustible.
“I-See reduce el desgaste de frenos y neumáticos. Y eso, naturalmente, beneficia al medio ambiente”, declara. 
 
DATOS

I-See tiene funciones para seis escenarios diferentes:

• Acelera antes de que empiece la pendiente.
• Si está cerca de la cima, si es posible, el sistema evita cambiar de marcha. Cada cambio de marcha se traduce en una reducción de la velocidad.
• No acelera si se acerca a un descenso, sino que espera y utiliza la gravedad.
• Se pone en punto muerto antes de acercarse al descenso.
• Empieza a frenar bastante antes de que finalice el descenso, pero suelta el freno al final de la pendiente para recuperar velocidad antes del nuevo ascenso.
 
Juan Pedro Ponce
Infografía y vídeo: Volvo
Dudas, consultas y comentarios en: http://foros.el4x4.com