He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

Austin Gipsy. El gran desconocido británico

El más serio rival de Land Rover en los años 60

Un 28 de febrero de 1958 la marca británica Austin anunció a bombo y platillo el lanzamiento de su versión civil del todo terreno militar Austin Champs. El nombre elegido para tal modelo era Gipsy y estaba diseñado para competir directamente con el recien lanzado Serie I, su más acérrimo rival de la también británica Land Rover.
 
El Gipsy contaba de antemano con sustanciosas ventajas de diseño repecto a la competecia. Tenía un chasis de sección en caja redonda de acero con una distancia entre ejes de 90 pulgadas y una carrocería de acero. Montaba un motor de gasolina de cuatro cilindros de 2.199 cc, que posteriormente se hizo famoso por el Austin A70. Éste tenía una buena reputación por su fiabilidad y probablemente fue uno de los motores de más éxito de la marca. Fueron diseñados originalmente antes de la guerra y aun hoy permanece en funcionamiento en diversas formas. Cogiendo como base este motor, nació posteriormente un diesel de 55 CV y 2.178 cc, que durante décadas han utilizado los famosos taxis de Londres. La caja de cambios era de cuatro velocidades con engranajes sincronizadas en la segunda, tercera y cuarta marchas y una caja de transferencia de dar al operador la posibilidad de elegir el tipo de tracción:  alta, neutra para toma de fuerza o tracción a las cuatro ruedas en cortas. Más tarde, el G2 y G4 llegó con una caja de transferencia que tenía una opción de 4 largas, 4 cortas y trasera. La carga útil máxima fue de 1.000 kilos, y una fuerza de tracción máxima de 13.364 N.
Pero la característica más inusual fue el uso de "Flexitor Rebber", unos brazos de goma que actuaban como suspensión independiente en las cuatro ruedas. Un concepto que se adelantó 40 años a su época y copiados de un remolque ligero militar.
La suspesión patentada por la compañia George Spencer, Moulton y CIA se mostraba capaz de absorver todas las iregularidades del terreno sin trasladarlo a la caja con una comodidad incluso mayor a algunos turimos coétaneos suyos. El metodo empleaba un cilindro de caucho comprimido previamente, que se unía químicamente a una carcasa de acero tubular y a un eje axial en el extremo de los cuales se monta el brazo que llega a la rueda. Muy similares a las barras de torsión actuales montadas en algunos 4x4 modernos. Todas las oscilaciones del brazo provocados por el terreno eran absorbidos por la torsión de la goma.  El fallo del resorte era prácticamente imposible y las pruebas demostraron que tenía una vida  tres veces mayor que la de ballestas convencionales que montaban casi todos los vehículos, incluidos Land Rover. Ademas el modelo se podía elegir con cabina cerrada, lona, con puertas abatibles o equipado según las labores que fuera a desempeñar, ya fueran bomberos, policia ,etc.
Austin en general, y sobre todo el Gipsy, no será recordado como uno de los grandes vehículos "Made in Britain", la marca será sobre todo conocida por sus archifamosos taxis, pero hay que recordar que su corta produccion en todo terreno no impidió que fueran, en comparación con sus rivales, los más avanzados técnicamente.  
 
Imágenes: Austin, http://www.austingipsy.net/
Agradecimientos: Glenn Kemp
Más información en nuestro Canal de Vehículos
 
Galería de imágenes Austin Gipsy
Pincha en las fotos para ampliar