He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

Ruta de la Seda 4x4 (III), en el infierno de barro de Kirguistán

La expedición ya casi está en China

Los tres Range Rover híbridos que capitanean la Ruta de la Seda 4x4 han pasado de los cálidos desiertos de Uzbekistán a las altas montañas de Kirguistán y están a punto de entrar en China. Los vehículos han rodado en la última semana a través de los caminos polvorientos del desierto, que corren paralelos a la legendaria ruta de la Seda, frenados sólo por el tiempo perdido en el paso dela frontera Uzbekistán, antes de avanzar hacia el este a través de las espectaculares y altas montañas de Kirguistán.

La cuarta semana del viaje de dos meses de la expedición comenzó en la capital de Uzbekistán, Tashkent, que durante siglos ha sido lugar de parada de la Ruta de la Seda para comerciantes, misioneros y mercenarios. La expedición entró entonces en Kirguistán, undécimo de los catorce países incluidos en su ruta. Aquí, los Range Rover híbridos y sus conductores se enfrentaron a los momentos más complicados de la expedición hasta el momento. En la ascensión a la cordillera de Fergana, la expedición tuvo que abordar, en la oscuridad de la noche, una empinada pista llena de barro y fuertes roderas. Tardaron varias horas en cubrir la distancia hasta lo alto de una colina (poco más de 7 km), donde se plantaron las tiendas para pasar la noche. Tras unas fuertes lluvias, los empinados caminos estaban completamente enfangados.

La altura ha representado una complicación adicional durante esta semana. La caravana empezó a tener que soportar los vientos helados al llegar por encima de la línea de nieve a 1.760 metros, aunque, en contrapartida, pudieron disfrutar de un espectacular paisaje bajo ellos con un mar de nubes y águilas volando. Al día siguiente, el camino se subió aún más alto, a 3.350 metros. Y dos días después, la expedición afrontó rocosas vías pecuarias a una altitud de 3.973 metros, donde los expertos médicos del equipo controlaron el ritmo cardíaco de cada individuo y los niveles de saturación de oxígeno en sangre, en previsión de una posible enfermedad de altura cuando el convoy cruce el Himalaya.

Descendiendo de las grandes montañas hacia la capital de Kirguistán, Bishkek, los Range Rover híbridos a menudo eran capaces de avanzar utilizando sólo sus motores eléctricos, deslizándose cuesta abajo casi en silencio, mientras la acción de los frenos en las curvas era suficiente para regenerar la carga de la batería. Tras pasar por Bishkek y tomar rumbo este, la Ruta de la Seda 2013 expedición pasará una noche más en Kirguistán antes de cruzar la frontera con China.

Redacción el 4x4.com
Imágenes: Land Rover
Más información:

Ruta de la seda 4x4 I
Ruta de la Seda 4x4 II

Galería de imágenes Ruta de la Seda 4x4
Pincha en las fotos para ampliar