He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

Nuevo motor 2.8 D-4D para el Toyota Land Cruiser

El Toyota Land Cruiser desecha el motor 3.0 D-4D en favor del nuevo 2.8 D-4D con 177 CV.


 
 
El Toyota Land Cruiser no necesita presentación, es conocido por todos tras muchos años en el mercado, durante los cuales se ha labrado una buena reputación con diversas evoluciones que lo han acercado más a la vertiente del lujo que cuando se lanzó al mercado por primera vez. 

No es un caso aislado, el Range Rover por ejemplo, es actualmente más lujoso y más exclusivo que cuando salió al mercado. El tamaño también ha cambiado evidentemente, pero eso son cosas lógicas y típicas en la evolución de los modelos en casi cualquier segmento.

 
La nueva generación del Toyota Land Cruiser, que ya está disponible en España desde 35.300 euros para el chasis corto y desde 38.500 euros para el largo, trae como mayor novedad el nuevo motor 2.8 D-4D de 177 CV que sustituye al anterior 3.0 D-4D. Cómo no, Toyota afirma que es más suave y silencioso en su funcionamiento y que además de consumir menos, supera la normativa Euro6. Esperemos que no sea como Volkswagen y también tengan 'truco', aunque desde mi humilde opinión, todos los fabricantes lo van a pasar mal con este escándalo con las emisiones. Tiempo al tiempo. 

La incorporación de este nuevo motor diésel ha sido una escusa para que Toyota añada más equipamiento y complete la lista de sistemas de seguridad con una lista interminable de elementos que no voy a enumerar porque sería muy aburrido tanto de escribir, como de leer. Si decir al menos, que el motor 2.8 D-4D se podrá elegir con cambio manual de seis relaciones o con el nuevo cambio automático '6 Super CT' que también tiene seis relaciones.

Además, Toyota ha realizado una serie de ajustes al equipo de suspensiones para potenciar la estabilidad y el confort. 

Javi Martín