He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

Bells-Aurens Aqaba. Un Defender de 1968 con un capó de dos metros

Siempre hay a quien sus sueños le pueden completamente y terminan realizando cosas cuanto menos, interesantes. Ese es el casi de dos amigos que buscaban crear un 'off-roadster' y cuyo resultado es el Bells-Aurens Aqaba.


 
 
Hace unos días, nuestros amigos de Automóviles para el recuerdo, una página de Facebook que recomiendo a todos, publicaron una imagen de un modelo que desconocía por completo. Era una especie de Land Rover Defender con un interminable morro, una cabina muy retrasada y un aspecto realmente interesante. Llevo días buscando información y fotos, y aunque todo lo que he encontrado estaba en todos los idiomas menos en uno que pudiera medianamente entender, algo he podido lograr.

Se trata, así de entrada, de una creación realizada en 2008 sobre un Land Rover Defender II de 1968, un Serie 109 o al menos el chasis procede de dicho modelo. El habitáculo se ha retrasado nada menos que un metro hacia atrás y el capó se ha alargado hasta los dos metros. Pero claro, todo esto así, sin conocer su historia queda como simples curiosidades. Para ello, para conocer su historia, tengo que hablaros de dos amigos, Thomas Bell y Holger Kalvelage, residentes en Alemania. Ambos, tenían en mente crear una especie de 'off-roadster', algo así como un roadster típicamente británico, con la cabina muy retrasada, solo dos plazas y un morro largo, pero con aptitudes off road auténticas, lejos de los SUV y crossover.

 
Eligieron un chasis de Land Rover Defender II cómo ya se ha dicho para su creación y cómo motor, y aquí no se me ocurre otra expresión que 'se les fue la pinza', querían meter bajo ese capó de dos metros un Rolls-Royce Merlin V12 de 27.000 centímetros cúbicos procedente de un Spitfire de la Segunda Guerra Mundial con nada menos que cerca de 1.500 CV, cosa que las autoridades alemanas paralizaron totalmente por serias dudas sobre su seguridad, 'dejando' que usaran un V8 de 4,6 litros procedente un Range Rover con 235 CV. Motor que no obstante, paso por las manos de JE Engineering quienes subieron la cilindrada hasta los 5 litros y la potencia hasta los 288 CV, ¡y usando carburadores! 

Para saber el resto de modificaciones solo tienes que ver las fotos, que por cierto, he logrado encontrar en Internet en diferente medios y no se realmente si tiene copyright o no. Si es así, amigos, solo tenéis que decirlo para dejarlo claro a todos los lectores de el4x4.com.

 
Entre esas páginas de idiomas que ni Google entiende (hace traducciones muy raras), se hablaba del Bell-Aurens Alphatier como primer prototipo y del Bell-Aurens Aqaba como una segunda creación. No puedo asegurar que esto sea cierto pues no entiendo ni ruso ni idiomas parecidos, pero viendo las fotos encontradas donde aparece una unidad con carrocería cerrada y otra con carrocería abierta, puede tener cierto sentido. 
 
Javi Martín