He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

BMW X5 M by G-Power

El tuning, esa práctica que no todo el mundo comprende, suele no ser muy bienvenida cuando se trata de modificar SUV o todo terrenos. Aquí dejo una prueba de como termina un BMW X5 M. Y éste es de los 'flojos'.


 
 
De entre todos los SUV del mercado, siempre hay alguno que entra por los ojos. En mi caso, es el BMW X5 que además, he tenido la oportunidad de probar para otra publicación hace tiempo y no me resultó mal coche. La verdad es que no pise campo con él, aunque si algún que otro tramo de esos que no se merecen llamarse carreteras por donde su condición de SUV se hizo valer. Como modelo para todos los días puede valer, aunque eso sí, siempre que tengas una familia que ocupe todo lo grande que es, si para una persona sola o una pareja, es excesivo. 

El caso es que ver lo que hacen algunos con esos coches que a uno le gustan siempre te hace pensar que tienen el gusto 'allí mismo'. No suelo hablar de tuning, o al menos de tuning de este estilo aquí en el4x4.com, pero esta vez me he decidido a hacerlo para ver así que opinión os merecen estas creaciones de un puñado de locos como son la gente de G-Power. Esta empresa, por si no la conocéis, son especialistas en sobrealimentación y en BMW, teniendo en su repertorio de ideas auténticas bestias que serían capaz de arrugar el asfalto con solo dejar el pie sobre el acelerador. Entre sus 'piradas de pinza' está un BMW M3 CSL e46 al que le metieron el motor V10 de cinco litros de su hermano el BMW M5 y lo llevaron hasta los 550 CV, afirmando que con sobrealimentación le podían sacar cerca de 750 CV.

 
Locuras que, no obstante, en un coche de carrera siempre gustan. Si hicieran lo mismo con un SUV y además, le dieran un poco de distancia al suelo, podría ser mas que interesante, pero lo que se les ha ocurrido ha sido potenciar el motor del BMW X5 M, un V8 de 4,4 litros biturbo y 575 CV, logrando extraer 700 CV. No está mal, nada mal no nos engañemos. a más de uno nos gustaría ponerle las manos encima. el problema viene cuando te dicen que le han bajado suspensiones y ahora son más duras, que las llantas pueden ser de hasta 23 pulgadas con gomas de perfil bajo (bajísimo) y medidas de 315 mm de ancho y que además, se la quitado el limitador de velocidad afirmando 'que la velocidad máxima se eleva a un valor teórico porque no se puede lograr en la practica'. 

Evidentemente, el tratamiento estético es macarra a más no poder, al más puro estilo rapero americano. 

Javi Martín