He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

Peugeot. 30 años recorriendo las dunas

El Dakar es el rallye raid por excelencia, una de las pruebas más complicadas del mundo y una de las más famosas. Vamos por su 39ª edición y Peugeot, una de las marcas que más ha marcado esta prueba, celebra su 30 aniversario en el ‘Raid de raids’.


 
 

El próximo 2 de enero de 2017 dará comienzo la 39ª edición del Rallye Dakar en la capital de Paraguay, Asunción. Es la primera vez que el Dakar pasa por este país desde que la mítica prueba llegó a Sudamérica en 2009 tras abandonar África por diversos motivos que todos conocemos. 39 años corriendo una de las pruebas más complicadas del mundo, con una única excepción de 2008, que fue anulada por amenazas terroristas y provocó su traslado a Sudamérica, dejando atrás una localización donde se llevaba disputando este Rallye Raid desde 1979. Ese día, ese 2 de enero de 2017, tomarán la salida 318 inscritos, una bajada importante respecto a 2016 cuando fueron 354 participantes, de los cuales, 117 fueron coches y que para 2017, sólo registran 86 inscritos.

 

Muchos de los participantes son conocidos, pero hay uno que destaca entre todos ellos y que además, cumplirá 30 años en esta competición poniendo en lidia un espectacular buggy que recibe el nombre de 3008 DKR, pero que poco tiene que ver con el modelo de producción. Es que ni siquiera se parece estéticamente, aunque ya se sabe cómo funcionan en los departamentos de marketing, ¿verdad? Todo lo que contrario que ocurría en su primera participación, cuando el Peugeot 205 T16 cambiaba los rallyes del Grupo B por las dunas de los desiertos africanos.

 

De entre todos los fabricantes, los franceses son uno de los que mayor historia tienen en competición, con una especial atención hacia los rallyes de todo tipo y teniendo en su palmarés logros de importancia como los títulos mundiales del Grupo B y en el Dakar con el mismo coche, o casi, el mítico Peugeot 205 T16.

 

  • El Peugeot 205 T16 y el Dakar

 
 

La primera participación de Peugeot en el Dakar fue la edición de 1987, denominada ‘París-Argel-Dakar’. Lo hacía con el ganador del Mundial del Grupo B de rallyes, convenientemente modificado para dar lo máximo en sus nuevos objetivos. A la cabeza estaba Jean Todt, que apoyado por un entusiasmo más propio de equipos privados, fueron capaces de lograr la victoria en su primera participación entrando, directamente, a formar parte de la leyenda.

 

Entre las modificaciones que sufrió el 205 T16, está el alargamiento de la batalla en 33 centímetros, con la intención de colocar un depósito de 190 litros adicional, nuevas suspensiones más óptimas para saltos y demás inconvenientes del desierto, así como neumáticos y llantas específicas para estos menesteres. El motor era el mismo cuatro cilindros con bloque de aleación de 1.775 centímetros cúbicos, turbo Garrett y 380 CV. Se trabajó en la fiabilidad, se instaló un cambio reforzado y un desarrollo final más largo para ganar velocidad punta.


Para 1988 también se presentaron nuevamente con el Peugeot 205 T16 pero junto a ellos, uno de los coches de competición más bonitos que se han visto sobre las dunas de África, el Peugeot 405 T16 Grand Raid.
 
 
 
 
 
 
 
  • El Peugeot 405 T16 Grand Raid y un dominio absoluto

 
 

El Dakar del 88 será recordado como uno de los más duros de la historia, con 603 participantes de los cuales sólo terminaron 151. También será recordado por un suceso que nadie se explicó cómo fue posible: robaron el coche de Ari Vatanen, líder de la prueba en ese momento. Pero también será recordado por la aparición de los Peugeot 405 T16 Grand Raid y el comienzo del dominio de los franceses hasta 1990, momento en el que se retiraron para centrarse en las carreras de resistencia en circuito y en especial, las 24 Horas de Le Mans.

 

Aquel 405 T16 para el Dakar se parece estéticamente al sedán de producción y poco más, al esconder un chasis tubular, un motor central de casi 400 CV provenientes de un bloque de 1.905 centímetros cúbicos turboalimentado, suspensiones de dobles triángulos y una carrocería de kevlar, con aspecto de cupé y que muchos soñaron con ver replicada en la calle sobre el chasis del ya también mítico, Peugeot 406 Mi16 de producción y del cual se fabricó un concept por Heuliez. Un coche que tuvo una variante para correr el brutal Pikes Peak que también fue capaz de ganar. En el Dakar tuvo que esperar hasta 1989, cuando logró un doblete con Ari Vatanen y Jacky Ickx. Estos pilotos con sus respectivos coches, se llevaron 10 de las 16 etapas y Jean Todt, director del equipo, tiró una moneda al aire para decidir quién ganaba, siendo Vatanen el que se llevó la gloria y dejando a Ickx segundo. O eso al menos es lo que se dice…


Peugeot se retiró en 1990 tras quedarse con los tres primeros puestos en el Dakar de ese año centrándose en Le Mans y en las carreras de turismos, dejando su lugar en el raid más duro del mundo al Citroën ZX Rallye Raid.
 
 
 
 
 
 
 
  • El regreso al Dakar y los 2008 DKR

 

Fue en marzo de 2014 cuando saltaba la noticia sobre el regreso del ‘León’ al Dakar, nada menos que 25 años después de su última participación y además, lo hicieron a lo grande y dejando a muchos con la boca abierta. Habían creado un coche, destinado a la categoría de los ‘buggies’, con motor diésel V6 de 340 CV y 800 Nm que en palabras de Carlos Sainz ‘marca una ruptura radical, el resultado final es diferente a cualquier otro coche’. Era el Peugeot 2008 DKR.

 

Buscaban un concepto diferente con unas suspensiones de 460 milímetros de recorrido y sólo propulsión en lugar de tracción total. Bruno Famin, director técnico de Peugeot Sport dijo ‘en su día, para las 24 Horas de Le Mans, decidimos adoptar un concepto diferente al de los rivales. Y para el Dakar también queríamos algo innovador.’


Para entonces ya se corría en Sudamérica y al contrario de las otras ocasiones, el resultado fue un fracaso con un coche sin velocidad ni fiabilidad, algo que cambio en 2016 con Sebastien Loeb y Romain Dumas a los mandos como nuevas incorporaciones. Los cambios efectuados en el 2008 DKR surtieron efecto y resultaron invencibles.
 
 
 
 
 
 
 
  • 2017 y el nuevo Peugeot 3008 DKR

 

Cuando comience la 39ª edición del Dakar en Asunción, Paraguay, Peugeot estará presente con el nuevo 3008 DKR, un coche que lógicamente se adapta a la nueva normativa para los coches diésel de dos ruedas motrices y monta un brida de admisión que pasa de 39 a 38 milímetros, perdiendo 20 CV aproximadamente respecto al 2008 DKR anterior (ideas de la FIA para ‘igualar’ la competición, ya se sabe…).

 

El nuevo Peugeot 3008 DKR ha recibido algunas atenciones para evitar lo que pasó con Sainz en 2016 y se ha revisado la zona de anclaje del motor con la caja de cambios y se ha reforzado. Veremos si el piloto madrileño tiene más suerte que en 2016, aunque lo tendrá complicado ya que sus compañeros de equipo son huesos duros de roer como Peterhansel/Cottret, Depres/Castera y Loeb/Elena.

 
 
 
 
 
 

Javi Martín