He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

Mercedes GLA 2017, ligero restyling para seguir con el éxito de ventas

El segmento de los SUV compactos recibe una pequeña renovación, aunque muy somera, del Mercedes GLA. Uno de los modelos con más éxito de la firma de la estrella encuadrado dentro de la familia de los tracción delantera


 
 

Encontrar parecidos entre la generación actual del Mercedes Clase A y cualquiera de las anteriores se torna una odisea. Nos atreveremos a decir que ni siquiera la tracción delantera se parece y las dos primeras ediciones del modelo se encuentran a años luz de distancia a la actual. Sólo hay que ver la gama disponible con nada menos que cuatro carrocerías: la berlina de cinco puertas, conocida simplemente como Clase A. El sedán, denominado CLA y el familiar creado sobre este, el CLA Shooting Brake y el SUV, el Mercedes GLA, protagonista de estas líneas. Protagonista porque además de recibir un restyling de cara a su segunda etapa comercial, ha supuesto un tremendo éxito de ventas. Es evidente y cada día más, que para triunfar, es necesario un SUV compacto.

 

Además, los fabricantes pueden ofrecer un coche al que se la han puesto las típicas ‘protecciones’ de plastico, decir que es un SUV y a vender. Así de fácil. Pero no, no es el caso del Mercedes GLA, este si es un SUV al 100%. Uno muy asfáltico y muy cercano al Clase A en casi todo, pero un SUV que permite ciertas aventuras por caminos y senderos, esos que llevan a la playa escondida y a la que poca gente va cuando estamos de vacaciones, o al centro hípico de turno. De hecho, ese es, básicamente, la finalidad de un SUV, ¿no? Pequeñas posibilidades ‘camperas’ con una imagen a medio camino entre todoterreno y turismo.

 
 

Imagen, una de las principales bazas que juegan los fabricantes con estos coches y al menos, el Mercedes GLA feo no es. Los alemanes están haciendo las cosas bien en este apartado y ver un Mercedes por la calle no crea la misma sensación que antes, cuando eran coches caros y ‘de abuelo’. Siguen siendo coches caros, de eso no te libras si estás pensando en un modelo de la estrella, pero son mucho más atractivos. No están exentos de críticas, esto es otra de esas cosas imposibles de evitar pero siempre se ha dicho que si no tienes enemigos o no te critican, no estás haciendo las cosas bien. De todas formas, con críticas o sin ellas, Mercedes está haciendo un trabajo soberbio, no lo decimos nosotros, lo dicen las cifras de ventas. Durante 2016 batió todos los récords. Hasta el mes de agosto superaba a BMW en las listas, en septiembre lideraba las ventas de coches ‘premium’, en noviembre era la firma de alta gama más vendida del mundo y ha comenzado 2017 manteniendo el liderato en ventas.


Por ese motivo no han querido meterle mano en exceso al Mercedes GLA, pues su éxito de ventas no es por coches como el Clase E o modelos como el GLC por poner unos ejemplos. El éxito de ventas de Mercedes es cosa de los tracción delantera mencionados al comienzo del texto, los Clase A, CLA y CLA Shooting Brake y el GLA, dejando un poco atrás a la Clase B. Los mismo ocurre con Audi o BMW, los modelos ‘pequeños’ son los que hacen caja y por eso, se cuidan y se ‘miman’, pero se cambian lo mínimo posible para no romper esa racha de ventas. No obstante, tampoco queremos criticar nada, se trata de un restyling, de una ligera puesta al día de un modelo lanzado en 2013 y que todavía sigue siendo atractivo y actual.
 
 

Todo lo comentado anteriormente motiva que a simple vista no se noten los cambios, pero los paragolpes son ligeramente diferentes, se retira la opción de faros de xenón, pero en su lugar se ofrecen los LED ‘High Performance’. Como en todo restyling se añaden llantas de nuevo diseño y nuevos colores para la carrocería. También estrena un nuevo propulsor de 184 CV para el Mercedes GLA 220 4MATIC, una versión que sustituye al anterior de 177 CV y que se coloca entre el GLA 200 (156 CV) y el GLA 250 4MATIC (211 CV) dentro de la gama del SUV alemán. Igualmente se mejora ligeramente la aerodinámica pasando de 0,29 a 0,28 Cx. En el habitáculo los cambios también son de detalle, con adornos en los materiales típicos (aluminio, fibra de carbono y tres tipos de madera), algunos detalles cromados, nueva instrumentación y salida de aire rediseñadas. También hay nuevas tapicerías.

 

Podemos destacar entre las cosas que se ofrecen en el restyling del Mercedes GLA las tres opciones para la configuración del bastidor. Se puede optar por el tren de rodaje ‘confort’ (de serie), otro más deportivo y con la altura rebajada respecto al suelo en 15 milímetros y una tercera opción denominada ‘Off Road’ que levanta el casco respecto al suelo 30 milímetros en comparación con la suspensión de serie. No es mucha ganancia, pero algo es algo tratándose de uno de los SUV más asfálticos.
 
 
Otra de las novedades a destacar es la adopción de una cámara de visión 360 grados con función ‘vista de pájaro’ y que ya ofrecen rivales como el Nissan Qashqai. Y si lo pensamos detenidamente, sabiendo de la colaboración entre Daimler-Benz y la alianza Renault-Nissan, ¿Podría ser el mismo sistema del Qashqai?
 
Javi Martín