He olvidado mi contraseña! | Para registrarse pulse aquí.
  

¿Un SUV de Bugatti?

Los SUV se expanden, cada día hay más opciones y si, los hay muy interesantes y versátiles. Pero la última moda son los SUV de prestaciones estratosféricas firmados por marcas poco comunes en estos segmentos como bien podría ser Bugatti.


 
 

De entre todos los fabricantes de automóviles que existen en el mundo, sólo uno merece el apelativo de excesivo. Pero excesivo en todos los sentidos. Ese fabricantes es bugatti, quienes siempre han creado máquinas que en ocasiones rayaban en lo absurdo, como el Bugatti Type 41 Royale. Un coche que fue considerado durante décadas como el más caro jamás fabricado. Era tan desproporcionado que tenía un motor de 8 cilindros en línea, 13.000 centímetros cúbicos y una potencia de 300 CV a 1.800 rpm. Como un camión actual de gran tonelaje, pero gasolina, carburadores y fabricado entre 1926 y 1933.


Este modelo, el Royale, es el que mejor representa la esencia de Bugatti donde el exceso, la ostentación y el lujo al más puro estilo de los jeques árabes, se mezclaba con las prestaciones, la técnica más depurada y una calidad de fabricación difícil de igualar. Sólo valía lo mejor de lo mejor. No en vano, Ettore Arco Isidoro Bugatti venía de una familia extremadamente acomodada y estaba acostumbrado a no escatimar. Se decía que era un personaje prepotente, altanero y extravagante y su objetivo era crear los mejores automóviles del mundo.
 
 

Todos sabemos cuál fue su final y eso que fue capaz de sobrevivir a las dos guerras mundiales, aunque Ettore falleció en 1947 poco después de recuperar su planta de fabricación en Francia tras ser confiscada por los alemanes. Pero Volkswagen ha sido el único que ha sido capaz de encauzar el camino y el futuro de una marca tan ‘especial’ como Bugatti. Les costó, eso está claro  y perdieron millones poniendo en marcha el Bugatti Veyron pero lo lograron. Pero también es verdad que hemos visto cientos de rumores sobre nuevos modelos. En un principio llegaría el Bugatti Galibier, el sedán con motor de Veyron y prestaciones descomunales (en recta, como el deportivo), también se habló de un deportivo más pequeño por debajo del mismo Veyron para ampliar la gama con un modelo menos potente y descabellado. Y todo quedó en rumores. Del Galibier al menos vimos un prototipo (en las fotos).


Si tenemos en cuenta lo que Volkswagen perdía con cada Bugatti Veyron vendido (se dice según la fuente que entre 3 y 4 millones de euros) es más que lógico que no lanzaran ni el sedán, ni el deportivo pequeño ni nada que supusiera inversión económica. ¡El Veyron era un agujero negro! Pero parece ser, o es dicen los que saben, que el Chiron será todo lo contrario y que la firma francesa llenará sus arcas con esta nueva criatura de 1.500 CV. Desde que se presentó el modelo no ha parado de hacer volar la imaginación y la gente empieza a especular, además, viendo cómo está evolucionando el mercado hasta puede ser lógico y creíble. Lo último que se comenta en la red sobre la marca es la posibilidad de un SUV. Son rumores evidentemente y la marca no ha dicho nada ni remotamente parecido. Además, hace un año aproximadamente que lanzaron el Bugatti Chiron y una marca con productos tan tremendamente exclusivos y característicos, necesita tiempo para desarrollar.
 
 

No obstante, que marcas como Maserati, Porsche o incluso Rolls Royce se hayan interesado en el segmento le abre la puerta de par en par a la firma francesa par poner en marcha su propia propuesta. Habría que ver la reacción de los accionistas (los puristas ya sabemos qué dirán) pero si no se van por los cerros de Úbeda podría ser una fuente de ingresos sencillamente brutal.

 

De todas formas, ni siquiera hay movimientos que puedan dar fuerza a estas afirmaciones, aunque por verano de 2016 Wolfgang Dürheimer, mandamás de Bugatti y Bentley, comentó que tenía en mente un SUV para la marca junto a otras muchas cosas. Aun así, nosotros nos atrevemos a decirte, claramente y sin miedo a equivocarnos muchos, que no verás un SUV de Bugatti al menos a corto o medio plazo y eso que podían tener en el Bentley Bentayga una base casi perfecta de donde partir.

 

Una base que si ha tenido en cuenta Pieser Design, creador del render que encabeza el texto y que será lo más cercano a un Bugatti SUV que vas a ver. Jan Peisert han tomado el Bentayga y le ha dado rasgos inspirados en el Chiron  para recrear lo que ha llamado como Bugatti Megalon. Si Ettore regresara del más allá renegaría de su propia firma ya que una vez describió a Bentley como ‘los camiones más rápidos del mundo’. La otra propuesta que ilustra estas líneas es un trabajo del diseñador Ondrej Jirec al que ha llamado Bugatti Grand Colombier y del que no tenemos más datos.

 

Javi Martín